¡Jesús me amó y se entregó por mí!. En esta confesión está toda mi fuerza, toda mi riqueza y todo mi afán, quiso decir San Pablo y es lo que deseo de corazón vivir.  Confío en que a través de estas canciones con palabras del apóstol irás poco a poco descansando tu corazón en el inmenso amor que Cristo te tiene.