Cuando sientes que Dios te ha salvado y ha luchado por tí, entonces puedes cantar "mar rojo"; o cuando descubres que todo es relativo y que oír la voz de Dios es lo que cuenta, podrás gozar cantando "sólo hay una cosa importante". Este trabajo musical nace de mi corazón y es para tu corazón. Si lo oyes sólo con la cabeza no podrás experimentar que tu Padre está en lo secreto y te espera en el secreto.