¿Quieres encontrar a Dios?, ¡encuentra tu deseo más hondo! y podrás salir a buscarlo diciéndole "¿A dónde te escondiste amado?"; ¿Quién podrá sanarte de esa nostalgia de algo más, más bien, de alguien más?. Sólo Dios puede saciar tu sed. Sigue a San Juan de la Cruz en su poesía mística, que con humildad y sencillez fraterna he querido musicalizar. Son versos algunos versos de su cántico espiritual que le han hecho mucho bien a mi alma y espero que también a la tuya.