Otra vez la Duda

En la realidad era muy dificil compatibilizar su ser religiosa de un colegio y evangelizadora itinerante. Entonces: ¿cómo Dios podía querer algo que era muy dificil de compatibilizar con un estilo de vida que vivía desde hace casi 20 años?; ¿cómo Dios podía querer algo para lo cual ella no había estudiado, ni estaba preparada? pues sus conocimientos musicales son rudimentarios; ¿era de Dios ese deseo de evangelizar con la música o era sólo un gusto personal?, ¿las llamadas que la invitaban de muchas partes del mundo eran llamadas de Dios o una tentación para sacarla de su vida normal como religiosa?. Se comenzó en el año 2002 y hasta el 2008 un gran discernimiento en la propia congregación y en el corazón de Glenda para buscar con honestidad cuál era la voluntad de Dios: ¿seguir dedicada a la enseñanza o evangelizar con la música?